Guía completa para cuidar el cabello rizado

feliz positiva bonita joven con pelo rizado blusa roja riendo tonta despreocupada como mirando complacida esquina superior izquierda tocando la cara satisfecha encantada

Guía completa para cuidar el cabello rizado

Cuidar el cabello rizado no es una tarea complicada si tienes en cuenta algunas consideraciones al lavarlo, peinarlo, humectarlo o ir al salón de belleza. Si eres de las que lucen una melena rizada, sabes que estas tienden a resecarse y a enredarse más fácilmente que el cabello liso.

Por eso, su mantenimiento es un poco más complejo. Pero no te inquietes, no estás ante una misión imposible; en especial si te apegas a los tips y consejos que te ofrecemos en esta guía pensada para enseñarte a conservarlo dócil, suave y brillante como te gusta.

Tips rápidos para cuidar el cabello rizado

Pon mucha atención, porque los tips que te daremos a continuación te serán muy útiles a la hora de cuidar el cabello rizado:

  • Usa productos naturales para lavar, acondicionar e hidratar el cabello.
  • Trátalo con delicadeza al peinarlo, lavarlo o secarlo.
  • No uses cepillo, define tus rizos con los dedos.
  • Lava tu cabello con agua fría o tibia; el agua caliente maltrata los rizos.
  • Seca, define y peina los rizos cuando estén húmedos, así evitas el frizz.
  • Corta periódicamente las puntas, para evitar que el pelo se quiebre.

Todo esto es clave para que cualquier rutina para el cuidado del cabello rizado de resultado. Veamos cómo puedes hacer que tu cabellera sea la envidia de otros.

Lava tu cabello sin resecarlo

Antes de lavar el pelo rizado recuerda que es más seco que el normal; el uso de productos inadecuados puede hacerlo rebelde y difícil de manejar. Entonces ¿Qué hacer?

Usa champú para cabello maltratado

Busca un champú orgánico elaborado sin químicos para evitar resecar el pelo. También son buenas opciones el champú y acondicionador para pelo rizado, cuyas fórmulas son muy suaves.

Lávalo seguido solo con acondicionador

No es recomendable aplicar champú con mucha frecuencia; usa solo acondicionador para mantenerlo humectado. Si necesitas hidratación profunda, aplica el acondicionador, ponte un gorro plástico, déjalo unos 20 minutos, y aclara con agua tibia.

No lo seques con toalla

La toalla que usas normalmente no servirá para cuidar el cabello rizado. Sécalo, preferiblemente, con una camiseta vieja de tela suave. No lo frotes, ve presionando poco a poco para sacar el exceso de agua. Luego, si te decides por el secador, usa el difusor y aplícalo en calor bajo; así controlas el frizz y aportas volumen a tu cabellera.

Peina tus rizos con sumo cuidado

No peines jamás tus rizos con un cepillo normal. Utiliza tus dedos para desenredar o un peine de madera de dientes separados; los de plástico son poco recomendables, debilitan y quiebran la hebra.

Hazlo siempre con el cabello húmedo, ayudándote con un producto para peinar; ¿Ya te decidiste por un gel orgánico? El procedimiento consiste colocar una pequeña cantidad en la palma de la mano e ir amasando los rizos de abajo hacia arriba para darles estructura.

Ya sea que uses gel, crema o espuma, lo importante es que sea orgánico. Por ejemplo, un gel de semillas de linaza aporta vitamina B a tu cabello, fortaleciéndolo. Solo debes asegurarte de no usar demasiado.

Coloca tu cabeza hacia abajo y empieza a modelar los rizos con ayuda del producto elegido. Esto te tomará algunos minutos, pero el resultado vale la pena. ¿Tu melena es muy voluminosa? Olvida lo de bajar la cabeza, hazlo de manera normal.

Disfruta de unos rizos bien hidratados

El pelo rizado tiene necesidades especiales de hidratación, por lo que debes acostumbrarte a prestarle los siguientes cuidados:

  • Trátalo regularmente con aceites esenciales ricos en grasas insaturadas, vitamina E, Omega 3 y muchos nutrientes que fortalecen el folículo capilar. Puedes elegir entre aceite de oliva, de coco, de jojoba o de ricino, entre otros.
  • Huméctalo a diario con leche de coco; pero úsalo en cantidades muy pequeñas ya que podrías lograr un efecto graso y pesado.
  • Aplícale mascarillas naturales dos veces por semana (solo una, si tus raíces son grasosas). Pon un poco en la palma de la mano y masajea suavemente. Las hay a base de aguacate, aloe vera, yogurt, huevo y otros ingredientes nutritivos.

Completa esa hidratación bebiendo suficiente agua cada día. Si tú no te hidratas, tu cabello tampoco.

Visita a tu peluquero para cuidar el cabello rizado

Para quien tiene el cabello rizado las visitas al salón de belleza son casi una obligación. Asegúrate de contar con un peluquero de confianza que conozca tu cabello y a quien no tengas que pedirle que te lo corte en seco. El cabello rizado se ve más largo cuando está húmedo; cortarlo así puede hacer que te quede más corto de lo previsto.

Además, cuando veas que la parte superior ya comenzó a perder las ondas, es hora de visitar al peluquero. No hay una frecuencia fija, pero suele necesitarse un corte cada 15 días. Recuerda pedirle que revise las puntas para recortar las quebradizas.

¿Ya tienes una idea de cómo cuidar el cabello rizado? Recuerda que una melena llena de vida es un reflejo de tu propia salud. Asegúrate de que siempre luzca sana, brillante y con mucho cuerpo usando productos naturales que no perjudiquen tu salud ni al medio ambiente.

Preguntas frecuentes

¿Cómo cuidar el cabello rizado?

Lávalo y huméctalo con productos naturales, desenrédalo y péinalo mientras esté húmedo y ponlo solo en manos de un peluquero experto en pelo rizado.

¿Cómo humectar el cabello rizado?

Usa geles, cremas, espumas y mascarillas elaboradas con ingredientes orgánicos y aceites esenciales que nutren el cuero cabelludo y el pelo.

¿Qué se debe evitar cuando se tiene el cabello rizado?

El champú convencional hecho con químicos, secadores y planchas para cabello muy calientes, el agua caliente, cepillar el cabello o frotarlo al secarlo.